EL DETRÁS DE ESCENA DEL APAGÓN

Línea de 132 Kv para Caleta Olivia: casi una década de espera

La obra que garantizará "estabilidad" energética a la ciudad de El Gorosito estaría terminada a fines de este año o "principios del que viene". Fue licitada por primera vez en 2011. Tras varios tropiezos y frenos, ahora es concluida con financiamiento provincial.

Por La Opinión Zona Norte


El 14 de septiembre de 2013, en un acto realizado en Río Gallegos, la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner dejaba inaugurada la interconexión de la capital santacruceña al Sistema Argentino de Interconectado (SADI), con el tendido de la línea de 500 Kv, desde Pico Truncado hasta Piedra Buena y de ahí, con la línea de 220 Kv de Esperanza a Río Gallegos.

La inversión, en ese momento, fue de $ 5.225 millones y completaba la interconexión de la región patagónica al SADI luego de realizar un tendido de 693 kilómetros de líneas de extra y alta tensión.

En ese mismo acto, CFK ratificaba las obras en el marco de la traza de la red provincial eléctrica. Se refería a tres líneas de 132 Kv, una de ellas que uniría la Estación Santa Cruz Norte, ubicada en Pico Truncado, con la ciudad de Caleta Olivia. Las otras dos permitirían la conexión entre Los Antiguos y Perito Moreno, y entre Gobernador Gregores y San Julián. Para las tres, se anunció en ese acto, una inversión adicional de $ 1.275 millones.

Primera licitación

El 13 de julio de 2011 se abrían las ofertas económicas de la línea entre Truncado y Caleta Olivia. De aquel acto participó, en esa misma función, el actual intendente Fernando Cotillo junto al, entonces, ministro de Planificación Julio Miguel De Vido.

Terminado todo el tendido se aseguraba la inclusión de casi el 100% de los santacruceños al Sistema Nacional. La empresa adjudicataria fue la UTE entre Elecnor e Isolux. El plazo original de construcción era de 420 días.

Pero hubo demoras. Cuando se inauguró, dos años después, el ingreso de Río Gallegos al Sistema Nacional Eléctrico, se indicó que la línea entre Truncado y Caleta Olivia estaría terminada, de acuerdo a las proyecciones, a fines de 2014.

Para entonces, también se había anunciado la planta de Ósmosis Inversa para la ciudad de El Gorosito. Todo se volvió a demorar y en el medio del cambio de gestión nacional (en 2015), la empresa Isolux entró en convocatoria. Y la obra se abandonó.

 

 La provincia financia la obra que lleva adelante YPF Luz. FOTO ARCHIVO
La provincia financia la obra que lleva adelante YPF Luz. FOTO ARCHIVO

Además de garantizar mayor estabilidad energética, la línea de Alta Tensión era imprescindible para abastecer la demanda energética de la Planta de Ósmosis Inversa, que en ese momento también comenzaba a construirse.

En marzo de 2017, el gobierno del entonces presidente Mauricio Macri realizó un llamado a licitación para retomar la línea de 132 Kv. La misma fue adjudicada a CPC Ingeniería e Infraestructura.

El 30 de mayo de 2017, el Comité de Administración del Fondo Fiduciario para el transporte Eléctrico Federal (CAFF) le encomendó a la constructora CPC la finalización, en el marco del Plan Federal del transporte Eléctrico I.

CPC conformaba parte del grupo de empresas de Cristóbal López y tenía otras obras públicas que le fueron adjudicadas, como la autovía desde Comodoro a Caleta. En medio de una pelea judicial por la deuda de OIL con la AFIP, la constructora no cumplió con los plazos. Finalmente el 22 de noviembre de ese 2017, el CAFF rescindió el contrato. Al tendido le faltaba alrededor del 20%.

En octubre del 2018, la provincia de Santa Cruz e YPF Energía Eléctrica SA, firmaron una carta intención, en retomar la conclusión de la obra. Por entonces YPF Luz tenía adjudicado y en proceso de inicio de obra el parque eólico Cañadón León. Que llegara la línea de Alta Tensión era imprescindible para la viabilidad del proyecto de generación de la empresa estatal.

YPF se haría cargo de la obra y la provincia pondría el financiamiento. En abril del año pasado, la empresa nacional firmó el convenio con el CAFF para concretar el tendido.

Se previó un plazo de 15 meses, incluyendo los 53 km de extensión de la línea de Alta Tensión, entre las estaciones transformadoras Santa Cruz Norte, en Pico Truncado y la de Caleta Olivia, además de las ampliaciones de ambas centrales.

Caleta Olivia

A partir del apagón del fin de semana en la ciudad de El Gorosito, el propio titular de SPSE, Nicolás Michudis le dijo a La Opinión Zona Norte que, de no haberse cruzado la pandemia en el medio, el tendido hubiera estado terminado durante este mes de julio. Pero ahora se piensa que la conclusión no será antes del mes de octubre e, incluso, “para comienzos del año que viene”.

Es importante tener en cuenta que el servicio eléctrico a la ciudad de El Gorosito es provisto, desde la década del 60, que viene desde Chubut, en lo que se conoció como el “interconectado patagónico”. Inicialmente la red venía desde Comodoro Rivadavia, pasaba por Caleta Olivia, Cañadón Seco y llegaba a Pico Truncado. Pero por el salitre en el tramo costero, se decidió modificar la línea. En la década del 70 se reinstaló “tierra adentro” y el trazado cambió por el actual. Desde Chubut va directamente a Pico Truncado y de ahí “vuelve” hacia Cañadón Seco y Caleta.

Fue en el primer tramo (de Truncado a Cañadón) donde se produjo la cascada de fallas en los aisladores que dejó sin luz a los 90 mil habitantes de Caleta Olivia.

Roque Cárcamo, gerente de Energía de la Delegación Caleta Olivia de Servicios Públicos, explicó a LOZN que son 7 kilómetros los más complicados en cercanías a la Estación Transformadora Norte. A los que se les hará un mantenimiento global el próximo domingo, “con 100 aisladores que facilitará la empresa YPF, que permitirá intervenir entre 25 y 30 columnas del tendido”.

Sobre la importancia de la línea de 132 kv dijo que “cambiará mucho la calidad del servicio”. Permitirá líneas independientes para la Planta de Ósmosis Inversa y el Puerto

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias