TRAGEDIA EN EL B° SAN MARTÍN

Festejaban el Día del Padre y mató a su cuñado con un Tramontina

Ronal Astudillo, un joven de unos 25 años, murió luego que el hermano de su pareja lo apuñalara. El agresor fue detenido en el lugar. En exclusiva, la muchacha habló con La Opinión Austral. Este lunes indagarán al acusado.

Por Martín Muñoz Quesada


Un festejo del Día del Padre terminó muy mal en horas de la madrugada del domingo, cuando un joven de 25 años murió de una puñalada en un confuso episodio que se registró en el interior de una casa del barrio San Martín de Río Gallegos.

La víctima fatal fue identificada como Ronal Astudillo, padre de un bebé de un año y cinco meses y otro de ocho. Él murió de una certera puñalada que le asestó el hermano de su pareja, llamado Facundo Asensio, de la misma edad.

En horas de la noche del sábado, Ronal había llegado a la casa de su cuñado junto a su pareja Florencia. La vivienda está emplazada en la calle Rubén Darío al 1100 de Río Gallegos y fueron con motivo de festejar el Día del Padre. El menú elegido era pollo al disco y la sobre mesa, solamente cervezas.

Todo marchaba bien hasta cerca de las cuatro, cuando se desató el infierno en el interior de la morada. En un momento determinado, Florencia le dijo a Ronal que estaba cansada y que quería volver a la casa que ellos tienen a unas cuadras, en la calle Ramón Carrillo, dando de esta manera fin a la noche.

Ronal y Facundo comenzaron a discutir, ya que el segundo quería continuar la fiesta. Los ánimos se caldearon, los jóvenes se trenzaron en una pelea y allí fue cuando Facundo apuñaló a su cuñado por la espalda, a la altura del tórax, con un cuchillo de cocina tipo Tramontina.

 El lugar donde Ronal se desplomó y se secuestraron muestras de sangre. FOTO: MIRTA VELÁSQUEZ
El lugar donde Ronal se desplomó y se secuestraron muestras de sangre. FOTO: MIRTA VELÁSQUEZ

El muchacho, ya apuñalado, dio unas vueltas por la casa e incluso pudo sacarse el cuchillo cuando ya estaba afuera de la morada. A unos metros, finalmente se desvaneció y cayó tumbado en la vereda.

Según vecinos, la música en la casa estaba más alta de lo normal. “Siempre hacen jodas, pero no pasaba nada”, indicaron algunos a La Opinión Austral. Esta vez, luego del ataque, la música paró y fue cambiada por las sirenas de los patrulleros y de la ambulancia que llegaron tras la llamada de Florencia.

Cuando la Policía llegó al lugar, Facundo no opuso resistencia y se entregó. Él estaba a unos metros de donde había caído Ronal. El acusado fue alojado en la Comisaría Sexta y para esta jornada se espera que comparezca ante la jueza Valeria López Lestón por el delito de “homicidio simple”.

La Policía secuestró el cuchillo con el que Facundo mató a su cuñado y otros elementos de interés para la causa, como muestras de sangre encontradas en el lugar. Todo fue incautado y servirá de evidencia para que la Justicia procese o no al homicida.

La pareja

La historia de Florencia y de Facundo es muy dura. Ellos quedaron huérfanos desde chicos, luego que su madre falleciera de cáncer y, tiempo después, su padre también. Crecieron solos y se las ingeniaban para sobrevivir.

Hace unos ocho años, Flor tuvo un hijo con Ronal y desde ahí comenzaron su vida juntos, relación de la que también nació otro hijo hace un año y cinco meses. Ellos dejaron la casa de Rubén Darío y se fueron a vivir a la casa de los padres de Ronal, en la calle Ramón Carrillo.

Siento mucho dolor por todo esto, me quedé sola

Compartir

En exclusiva, luego del ataque, Florencia dialogó con La Opinión Austral y, de manera muy cruda, contó lo que vivió: “Estábamos tomando, en un momento mi hermano no dejó que nos fuéramos y se desconocieron, y bueno”, aseguró.

“A Facundo no me dejaron verlo, me dijeron que quedó en la Sexta, mañana capaz”, dijo la joven sobre la posibilidad de visitar a su hermano homicida.

“Lo extraño, siento mucho dolor por todo esto, me quedé sola”, expresó Flor por la pérdida irreparable de su novio. “Nosotros vivimos al día, yo a veces pido bolsones al ministerio, hago ferias de ropa para comprar comida y él hacía changas, con eso nos arreglábamos para vivir y para terminar nuestra casita, ahora no sé qué voy a hacer”, dijo la muchacha en relación a cómo vivía con Ronal y los proyectos que ahora quedaron truncos.

“Se dijeron muchas cosas en el Face de que yo lo maté y nada que ver, fue mi hermano”, concluyó la joven sobre los comentarios que aparecieron en la red social.

EL EDIL EMILIO MALDONADO DESPIDIÓ A RONAL

Ronal Astudillo era un joven que jugaba al fútbol en el club San Martín y a la vez era hincha de Boca. Su hermano Isaías es militante activo de “Construyamos Juntos”, además de trabajador del Concejo Deliberante.

En la jornada del domingo, luego de conocida la noticia del fallecimiento de Ronal, el muro de Facebook de Isaías se llenó de mensajes de ánimo y vecinos de la localidad lo alentaron a sobrellevar este momento tan duro. Entre ellos estuvo el del concejal Emilio Maldonado, quien conocía a todos los involucrados en el confuso episodio.

El mensaje del edil fue: “Mi más sentido pésame al amigo Isaías Astudillo, a su mamá y a Florencia Asensio por la dolorosa pérdida del amigo Ronal Astudillo. Que brille para él la luz que no tiene fin. Un abrazo al cielo, mucha fuerza para superar este difícil momento. Que en paz descanse Ronal”.

La Opinión Austral se comunicó con el edil, quien comentó que: “Es muy duro lo que están pasando, yo los conocía del barrio y Ronal por el hermano, porque compartimos espacio político. Con Flor solamente intercambiamos unos mensajes y me puse a su disposición, tampoco quise molestarla en este momento tan duro”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias