GROOMING - EL DÍA DESPUÉS

Habló la madre de la nena acosada y aseguró: “Si podía matarlo, lo hacía”

Lorena Mansilla, la mujer que interceptó y sometió a golpes al hombre que quiso juntarse con su hija de doce años, dialogó con La Opinión Austral y comentó por qué lo hizo. Contó detalles del plan. "Haría cualquier cosa por mis hijos".

Por Martín Muñoz Quesada


Un caso de grooming se registró este viernes en Río Gallegos y derivó en un hecho de justicia por mano propia, cuando una madre y su pareja redujeron a un hombre de 23 años tras pactar un supuesto encuentro entre él y su hija de doce años.

 

La protagonista de esta historia se llama Lorena Mansilla, tiene 30 años, trabaja en un colegio del barrio 400 Departamentos y tiene tres hijos. Ella decidió romper el silencio con La Opinión Austral para contar su verdad, para decir por qué decidió atacar a quien quería reunirse con su hija. Detalles de cómo pergeñó el plan para que el hombre cayera en la trampa y un mensaje concientizador para que los padres estén atentos a los peligros que puede haber para sus sus hijos en Internet.

 

Por otro lado se encuentra el hombre de 23 años, oriundo de Buenos Aires, que residía en El Calafate, pero que de un tiempo a esta parte vive en el barrio San Benito. Él fue detenido por la Policía una vez que Lorena y su pareja, Gabriel Barría, lo redujeran y golpearan en la esquina de las calles Jerez y Fadul.

 

“Todo esto empezó cerca de las cuatro de la tarde del viernes, mi hija me dijo que un tipo le dijo hola por el chat de Facebook. Primero le mandó la solicitud de amistad, pero después la sacó”, comenzó diciendo Lorena en relación al usuario “Corre Guachin”, que tenía fotos del “Gauchito Gil” como perfil y portada.

 

Leer más: Planeó juntarse con una nena de 12 años y lo lincharon

 

“Yo tuve que salir y le dije a mi hija que le dejara de contestar. Ella le puso cosas como chau, viejo feo, así re inocente. Cuando volví y vi que le seguía mandando mensajes, no lo dudé. Nos pusimos con mi pareja a hacernos pasar por ella. Desde un principio sabíamos por donde venía la mano y lo que le íbamos a hacer”, expresó Lorena sobre el plan que hizo junto a su novio para emboscar al hombre.

 

El acusado cayó en la trampa. “Primero le pidió fotos y él nos mandó una suya, así ya teníamos la cara, ahí me dije que donde lo viera, lo c... a palos”. La imagen sería fundamental para ubicar luego al acusado tras pactar el encuentro en una conocida heladería de la calle Filippo.

La emboscada

“Haciéndome pasar por mi hija, le dije que estaba sola. Que mi mamá iba a volver de trabajar a las doce de la noche, que me había dejado 200 pesos y le dije que nos juntemos en la heladería. Nos dijo que iba a estar con una campera y un pantalón de Racing”, comentó la mujer sobre el plan.

 

Cerca de las 10 de la noche, los empleados de la heladería ya se estaban yendo y Lorena usó a su hija de carnada. Hizo que ella se sentara en un banco, esperando a que llegara el acusado. “Ella tenía miedo. Yo empecé a desconfiar de todos, porque no sé si me la podían secuestrar en un auto o si la mataban.

Mirá si me la mataban o me la secuestraban, hay tanto loco suelto

Compartir

Con mi pareja estábamos esperando en otro banco”, dijo la madre sobre los momentos previos al encuentro.

“El tipo apareció, se dio cuenta que estábamos nosotros y se escapó, mi pareja lo empezó a seguir y lo agarró a las tres cuadras, después llegué yo y le empezamos a pegar”, contó la mujer a este diario.

 

El video de la agresión fue difundido por Lorena a través de la red social Facebook. El mismo llegó a ser compartido cerca de 600 veces. “Antes de que lo agarráramos le dije a mi hija que sacara el celular y que empezara a filmar, porque yo ya sabía que iba a escrachar a este hijo de p...”, explicó la madre.

Cuando nos mandó la foto con su cara, yo me dije: Donde lo veo, lo c... a palos

Compartir

Lorena y Gabriel sometieron al hombre durante varios minutos y llegaron a fracturarle el pómulo derecho. “Si podía matarlo, lo hacía. Nadie se mete con mis hijos, haría cualquier cosa por ellos. Mirá si me la mataban o la secuestraban, hay tanto loco suelto”, se justificó Lorena.

 

En la continuidad del caso, a la pareja no le hicieron una causa por las lesiones, sino que sólo le tomaron las huellas y esperan que el hombre continúe detenido. Sobre el acusado, se supo que seguirá tras las rejas a la espera de la indagatoria y le secuestraron su teléfono celular. La causa está en manos del Juzgado de Instrucción N° 2, a cargo de Valeria López Lestón.

Concientización

De acuerdo a la entidad Grooming Argentina, este delito creció un 30 por ciento por ciento desde el comienzo de la pandemia por la hiperconectividad de los chicos. Por esto, Valeria dejó un mensaje para la comunidad para poder prevenirlo.

 

“Hay que estar atentos a lo que hacen los chicos con el celular. A mi hija le dejo tener Facebook porque sube fotos con sus primas, pero siempre le controlamos todo. Igual hay algo importante que es la comunicación y la confianza. A ella siempre le decimos que confíe en nosotros para contarnos todo lo que le pasa, tiene que haber diálogo”, recomendó a los vecinos.

 

“Hay que estar más atentos, los nenes están más expuestos porque por ahí están todo el día con el celular. A mi hijo también lo veo muchas horas con el teléfono y le digo que salga un rato a jugar afuera. Esta vez estuvimos atentos, pero hay veces en que uno no presta atención y puede pasar cualquier cosa. Como hubiese sido en este caso con mi nena”, dijo la mujer

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias