RÍO SANTA CRUZ

Cómo atrapar y preparar un buen plato de salmón Chinook

Con equipo apropiado, Rubén González, Néstor Fernández, Martín Albornoz, Milton Díaz y Felipe de la Cruz viven en Piedra Buena. Compartieron imágenes de sus capturas de la especie de temporada. Sus técnicas para la extracción y sugerencias de cómo saborearlo son diversas.

Por Ana Baratuz


El río Santa cruz, en su curso por la localidad de Comandante Luis Piedra Buena ofrece un atractivo especial durante los meses de septiembre y octubre: la pesca del salmón Chinook.

Una variedad que ofrece especímenes de hasta más de 30 kilos. Después emigran río arriba y permanecen en la zona de El Chaltén hasta febrero.

El momento es ahora y los pescadores que cuentan con su habilitación, cumplen los requisitos del protocolo bajo reglamento específico que no permite más de 3 capturas, establece horarios y puntos habilitados.

Paciencia de pescador

En contacto con La Opinión Austral, varios pescadores hicieron una descripción del método, elementos y tiempo que les demandó la captura.

Ellos compartieron sus fotos en las redes sociales y captaron la atención de una gran cantidad de personas que, en otras latitudes esperan con ansias volver a la orilla de un río o mar para llevar adelante esta particular disciplina.

Rubén Matías González

“La búsqueda del salmón Chinook es algo que no es para aquellos que no le gusta la pesca, es muy difícil en este preciado río”, admitió: “Son días y muchas horas de estar en el río”. Sobre el ejemplar que exhibió, indicó: “La captura fue el día 26 a las 10:35 de la mañana. El tiempo que me llevó sacarlo fue aproximadamente de 10 a 15 minutos, pero esperé 4 días para hacerlo”.

Prefiere pescar con caña, cuchara de 60 gramos y anzuelo simple.

Sobre la sensación, detalló: “Son esos minutos en donde luchás con un bicho de mucho poderío, no es fácil su entrega”. La trucha de este río es más brava. “Cuesta sacarla porque tiene fuerza y velocidad, el Chinook en cambio es fuerza fruta/peso muerto”.

“La emoción cuando sentís el pique, sentir que está enganchado es lo más. De estar súper relajado, tranquilo pasas al nerviosismo la adrenalina al tope. El corazón parece que se te va a salir. Llegás a temblar. Eso pasa cuando enganchas un Chinook”.

Le gusta prepararlo al horno con todas las verduras y envuelto en papel aluminio: “Toque final: un poquito de queso cremoso y te chupás los dedos”.

Néstor Fernández

En base al conocimiento que tiene sobre esta especie, comentó que es bastante nueva en este río en particular: “Hace solo un par de años que la estamos pescando. Nuestra temporada de pesca abre en noviembre y esta especie entra al río en agosto/ septiembre. Nunca había sido pescada. Un decreto local habilitó la pesca de esta especie en esos meses”.

Sobre su técnica, explicó: “Lo saqué con un equipo de spinning, una caña de acción rápida de 3 metros aproximadamente de largo, multifilamento en el reel que puede ser 0,25 o 0,28, depende del gusto del pescador. Corren mucho, llega un momento que hace falta mucha línea”.

El Chinook pelea abajo del agua, no salta. Por el peso, “resulta similar a traer un saco de arena, pero no deja de ser una pesca accesible para todos, no se requiere de mucho conocimiento solo lo básico. Al momento de engancharlo saber cómo empezar y finalizar la batalla”.

Para sacarlo tardó más o menos entre 15 a 20 minutos. “Son especies grandes, muy pesadas y se cansan rápido, luchan contra la corriente todo el tiempo. El que saqué pesó 14 kilos, más o menos el promedio de los que han salido. Sabemos que hay más grandes”.

Recetas, hay muchas: “La simple es a la parrilla con papel aluminio, condimentos a gusto y una guarnición de papas o ensalada, vinito blanco y sale muy bien”.

Martín Franco Albornoz

La técnica que usó fue la de spinning: “Se usa una caña de acción media de 2,80mts. A 3,00mts. Con nylon o multifilamento con cucharas tipo Toby.También se puede pescar con fly cast que es un poco más complicado pero casi todos usamos la primera con cucharita”, indicó.

Pensando en el momento en que las restricciones sean amplias, dijo: “Si alguien quiere venir, les recomiendo las cucharas de 60 gramos, porque los peces buscan la profundidad".

La idea es que el señuelo baje lo más posible. "Lo que recomiendo son señuelos de color bronce que son los que mejor se reflejan”, aseguró en base a su experiencia.

“Para sacarlos hay que estar mucho tiempo. La idea es tratar de irritar al animal porque no es que tenga hambre sino que ataca lo que lo molesta. Hay que intentarlo hasta que se dé.

Ellos hacen arrebatidas muy fuertes y puede ser que el sedal se corte. En cuanto se lo engancha hay que dejar de vaya y vuelva. Hay que tener paciencia y no apurarlo”.

Sobre los puntos estratégicos, manifestó: “Tenemos varios sectores donde han tenido más capturas como El Rancho frente al aeroclub, el pozón de Garrido, el gasoducto, zona 9, la Enriqueta y los Carreteles. Son puntos clave”.

Como cocinero, dijo que la carne del salmón que entra al río es de primera calidad: “Son animales muy sanos, con muy buen porte”. Se puede usar para hacer sushi, o acompañar con salsas a base de crema, también puede ser cocido en papel de aluminio.

La carne es muy buena y se puede aprovechar de muchas formas: “Una de las mejores es tipo marinera o a la romana con salsa de roquefort. Esas son las que más resultan en el sur por las calorías y el sabor”.

Milton Gonzalo Díaz

Este pescador tardó más de 25 minutos en sacar un gran ejemplar: “Utilicé una caña de spinning de 2.40 con un reel cargado con multifilamento del 0.20 y una cuchara aproximadamente de 40 gramos. Peso aproximadamente 14 kg y más de un metro de largo”.

 

Aún no lo cocinó: “Seguramente lo uso en empanadas tartas y algunas que otras recetas y seguramente al horno con salsa de cebollas con tomates y salsa blanca con cebollas de verdeo con champiñones”.

Felipe de la Cruz

La captura no me llevó más de 5 minutos. “No da trabajo en tiempo pero sí en fuerza porque es un bicho que la tiene. El día que lo capturé estaba bastante limpio el río, es el mejor momento”.

Su preferencia a la hora de decidir cómo prepararlo es:“La que me gusta es a la parrilla, con una salsa de crema de leche y roquefort”.

De esta manera, cada uno seguirá acercándose a la orilla con equipo preparado para que, si es una jornada fortuita, pueda sacar un buen ejemplar

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias