Policiales

Marta Dávila: "Tenemos altas expectativas por el juicio"

Por La Opinión Austral


Luego de terminado el primer día de juicio por el homicidio de la periodista deLa Opinión Austral, la abogada querellante destacó la realización del mismo pese a las medidas de fuerza que lleva adelante el gremio de Judiciales. Además se expidió por la demanda civil.

Tras finalizar la primera jornada del juicio por el homicidio de la periodista Lourdes Ferrando, quien perdiera la vida al ser embestida por un vehículo conducido por Marcos Soto, la abogada de la familia de Lourdes, Dra. Marta Dávila, dialogó con el programa Juntos y Re-Sueltos de Radio LU12 AM680 y contó las primeras percepciones y expectativas por la resolución de la Justicia Provincial.

Dávila comenzó la entrevista comentando que se trató de una jornada extensa, comenzó a las 9 de la mañana y finalizó cerca de las 20:30 de la tarde-noche del jueves, e indicó que "Gracias a Dios se pudo realizar el juicio pese a las medidas de fuerza", en relación al pedido que lleva adelante el gremio de los trabajadores Judiciales por el retiro del proyecto que plantea la modificación del sistema paritario para el sector.

Por otro lado, la letrada realizó un balance por el pedido de pena y sobre cómo se desarrolló el proceso judicial, "las expectativas son buenas, entendemos la pena como justa y lo bueno es que el fiscal adhirió", manifestó la abogada respecto del pedido de los 4 años de prisión efectiva y los 10 de inhabilitación para conducir vehículos que fue acompañada por el fiscal de Cámara, Dr. Iván Saldivia.

Al mismo tiempo la abogada querellante indicó que todos los testimonios aportados por los testigos fueron importantes. "Tanto el de la Policía, como los asistentes del boliche adonde había ido Lourdes y los sobrevivientes, obviamente, son importantes para la causa siendo un cúmulo de circunstancias que nos ayudará".

Respecto de la presencia de los seres queridos en el recinto por parte de las dos partes involucradas, la Dra. Dávila manifestó que "todo ciudadano tiene su derecho a la defensa y que sus seres queridos lo acompañen en el recinto", y celebró que "por suerte no hubo ningún tipo de incidente entre los dos grupos de personas, primó la cordura por sobre todas las cosas".

Demanda civil

Es de recordar que, durante el juicio de instancia penal, la parte querellante sumó la denuncia civil; consultada por esta última, Dávila comentó que se trató de una petición complementaria por "los daños acaecidos a las víctimas" a sabiendas de que, más allá de Lourdes, quedaron cuatro chicos que resultaron con lesiones, uno de ellos perdió su trabajo y uno de ellos terminó con lesiones gravísimas que le dejarán secuelas de por vida.

Por último, la abogada querellante se mostró optimista y dijo que espera "que nuestra petición sea acogida favorablemente por el Tribunal", siendo esta la pena de 4 años pese a que la máxima estipulada para este tipo de casos sea de 5 años.

Por lo pronto se espera que en horas del mediodía del próximo 24 se dé a conocer la pena contra Marcos Soto.

Los fundamentos

Durante la primera jornada del juicio, al momento de los alegatos, la abogada querellante fundamentó que la pena de 4 años es suficiente por el "homicidio culposo en concurso ideal con lesiones culposas múltiples (4 víctimas dos de ellas graves y dos de ellas leves, agravado por la conducción antirreglamentaria de un vehículo", indicando que quedó completamente acreditada la culpabilidad del imputado, indicando que tanto la velocidad y la alcoholización que tenía Soto fueron los desencadenantes del incidente fatal.

La querellante además indicó que tanto los testigos casuales como los oficiales policiales presentes en el hecho, e incluso las víctimas del mismo, manifestaron que había suficiente visibilidad como para poder evitar a los chicos que caminaban por la calle, indicando además que la calle contaba con un ancho de unos 8 metros, por lo que hay espacio suficiente como para esquivarlos.

Dávila cargó contra el acusado diciéndole irónicamente "el desmemoriado" y preguntándose "¿cómo puede ser que se acuerde que sintió un impacto en la zona de la rueda, que recuerde que llamó a su padre, que recuerde que en la comisaría le pegaron, pero que no se acuerde si estaba su parabrisas roto ni recuerde ver a las víctimas?".

Entre otros fundamentos para encontrarlo culpable, la letrada dijo que quedó probado por los testigos que Soto no hizo caso a la advertencia de las hermanas Lompo, quienes le habían dicho que se tomara un taxi e incluso él las insultó. Para la querella también quedó demostrado que el imputado intentó darse a la fuga, hecho fundamentado por dos testigos, una vecina y un taxista que impidió que Soto se subiera a su auto.

Dávila además dijo que, tras la declaración del Lic. Ricardo ?a cargo de las pericias psicológicas-, quedó demostrado que Soto no padece de amnesia, sino que durante y, tras el siniestro, él sufría dismnesia, una alteración que se da en la primera etapa de la ebriedad, pero que quien la sufre es consciente de sus actos.

El hecho

Tal como lo informó este medio en otra oportunidad, fue pasadas las 6 de la mañana de aquel fatídico 23 de febrero, un auto Volkswagen Gol atropelló en Urquiza y Entre Ríos de esta capital a un grupo de personas que iba a pie, produciendo heridas de distinta consideración a 4 de ellas y matando a la joven de 26 años, María Lourdes Ferrando, de 26 años.

El auto era conducido por Marcos Antonio Soto Díaz de 34 años que se encontraba en estado de ebriedad, de acuerdo al trascendido de las pruebas de dosaje que le efectuaron.

Además de la muerte de Lourdes, cuatro amigos de ella debieron ser trasladados al Hospital Regional y dos de ellos terminaron con lesiones graves, incluso uno de ellos, hoy se sabe, que terminó con lesiones gravísimas que serán permanentes

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias