Política y Economía

Celina Mansilla: "Este gobierno piensa en conjunto"

Por La Opinión Austral


La secretaria de Gobierno de Río Gallegos dijo que la decisión de dar marcha atrás con el impuesto al combustible obedece a la idea de pensar en conjunto y en beneficio del cuidado del bolsillo. Pidió a quienes se quejaron del impuesto que "tengan la misma postura cuando suban los alimentos".


Este domingo, las autoridades municipales

presentes en el primer izamiento de 2020 ratificaron la decisión política del

intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, de no avanzar con la tasa vial, que se

trata del 2% de costo que la administración local buscaba implementar a cada

litro de combustible expendido dentro de la ciudad capital de Santa Cruz.


El giro copernicano en la decisión política

de la administración municipal no pasó desapercibido, pues la Comuna local

había promulgado la Ordenanza

N° 8.434 que contiene las medidas fiscales con las cuales buscaba recaudar

fondos para ser volcados al arreglo de la ciudad. Se recuerda que sólo con el

combustible la Comuna se haría de una suma promedio de $ 70 millones anuales.


Sin embargo, a pesar de

haberla convertido en ley, Grasso dio marcha atrás con la ordenanza, indicando

que a la "ciudad la sacamos adelante entre todos" y se comprometió a derogar su

propia promulgación.


"En

conjunto"


Mientras los funcionarios municipales

defendieron en bloque la tasa vial hasta el viernes, Grasso hizo saber el

sábado por la tarde que había tomado la decisión de dar marcha atrás con la

misma, tras reunirse con el diputado por Buenos Aires Máximo Kirchner.


Sobre este escenario, Celina Mansilla,

secretaria de Gobierno de la Municipalidad de Río Gallegos, dijo a La Opinión Austral, al finalizar el

primer izamiento de 2020, que "fue una decisión del intendente no aplicar la

tasa a los combustibles y solicitamos a los que rechazaron la medida, diciendo

que cuidaban el bolsillo del vecino, que sigan con esta postura cuando haya

suba de alimentos". De esta manera, apuntó contra la CGT Zona Sur y los

concejales de la oposición que en la sesión del 23 de diciembre votaron en

contra algunos aspectos del paquete fiscal impulsado por el Municipio para

mejorar su recaudación.


Señaló que la marcha atrás obedeció a un

trabajo "en conjunto", pues Grasso bajó la tasa luego de una reunión con Máximo

Kirchner, representante del Gobierno Nacional, y Leandro Zuliani, en

representación del Gobierno Provincial.


"Claramente este Gobierno piensa en

conjunto y cuando se trabaja de esa manera apuntamos a que no se afecte el

bolsillo de los vecinos, por eso es que no se aplicará", explicó.


Acerca de la reunión entre Grasso y el hijo del ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner, la secretaria de Gobierno dijo que los funcionarios "trataron diversos temas" y en "función a que no se toque el bolsillo de los vecinos y ante la defensa que se hizo para que no se aplique, se dio marcha atrás". Foto: (Mirta Velásquez).

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias