28 DE NOVIEMBRE

Lo chocaron desde atrás y terminó incrustrado en un parroquia

Un padre y su hijo fueron los lesionados. Quienes viajaban en la EcoSport y los impactaron, se dieron ala fuga y habrían estado alcoholizados. Tránsito Municipal secuestró ambos vehículos.

Por La Opinión Austral


Tránsito Municipal de 28 de Noviembre debió secuestrar una camioneta luego que sus ocupantes la abandonaran, tras chocar a un auto que terminó estrolándose contra la iglesia de la ciudad de la Cuenca Carbonífera.

 

 

 

El particular incidente vial se registró en horas de la noche del domingo, cerca de las 22, en inmediaciones de la esquina de la avenida Antártida Argentina y Teniente de Navío Agustín del Castillo, en pleno centro de 28 de Noviembre.

 

 

 

 

De acuerdo a fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral, los rodados involucrados fueron un Renault Fluence y una camioneta Ford EcoSport. En el primero circulaba un hombre junto a su hijo mayor de edad, mientras que en el rodado restante iban tres personas que hasta el momento no han sido identificadas.

 

 

 

 

Aparentemente, ambos vehículos circulaban en la misma dirección por Antártida Argentina cuando, por motivos que todavía son materia de investigación, el conductor de la camioneta impactó en la parte trasera del Fluence y quien guiaba este rodado perdió el control del mismo, despistó y terminó incrustándose en el frente de la parroquia María Auxiliadora. Por fortuna, a esa hora de la noche nadie caminaba por la zona.

 

 

 

 

Tras el incidente, según indicaron vecinos de la zona que presenciaron el momento de la colisión, tres personas salieron de la camioneta y se dieron a la fuga a pie con rumbo desconocido. Aparentemente, habrían estado en estado de ebriedad.

 

 

 

 

Por otro lado, el Fluence quedó en parte dentro del terreno de la iglesia y sobre la vereda. Posteriormente arribó el personal de la comisaría de la ciudad y los daños eran evidentes: tanto en el frente del auto como en la parte trasera.

 

 

 

 

Fuentes policiales consultadas indicaron que, posiblemente, además de la pérdida de reflejos producto del alcohol y el exceso de velocidad, a esa hora de la noche había escarcha. “Eso no quita que también iba muy rápido”, indicaron desde la comisaría que actuó en el caso.

En paralelo, arribó al lugar una ambulancia del hospital de la ciudad para la atención y traslado de los damnificados. Tanto el hombre como su hijo fueron trasladados al centro asistencial San Lucas para ser sometidos a chequeos de rutina. Ambos presentaron lesiones leves por algunos golpes.

 

 

 

Respecto a los vehículos, se supo que ambos fueron secuestrados de manera preventiva y trasladados al depósito judicial para no afectar al normal tránsito en la zona céntrica de la ciudad. Se espera que en esta jornada se hagan presentes los propietarios para poder retirarlos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias