Se apagó la risa

Murió el humorista Carlos Sánchez: tenía 68 años y enfrentaba un cáncer

Llevaba un mes internado en el Sanatorio Otamendi, donde le practicaban cuidados paliativos.

Por La Opinión Austral


Tras luchar contra un cáncer de riñón avanzado por largo tiempo, el actor y humorista Carlos Sánchez falleció a las 6.46 de este martes en el Sanatorio Otamendi, donde se encontraba internado al recibir un tratamiento con morfina.

El humor argentino acaba de perder a una de sus risas más emblemáticas. Carlos Sánchez es a su vez responsable de tantas carcajadas en un público que supo deleitarse con sus ocurrencias.

 

En la mañana de este martes 2 de marzo, más precisamente a las 6.45, el corazón de este hombre de 68 años dejó de latir en el Sanatorio Otamendi, adonde se encontraba internado desde el 2 de febrero como parte de su tratamiento por un cáncer que en las últimas semanas, después de años de lucha inquebrantable, no le ofreció tregua alguna.

 

“Estaba con muchos dolores y le hicieron un tratamiento con morfina, pero ya le bajaron la dosis. Es un paciente de riesgo que hace muchos años que está luchando con esto, pero su estado no es irreversible como se dijo”, había explicado desde su círculo íntimo.

 

La pelea con la enfermedad comenzó en 2010, en donde después de recibir los resultados, le diagnosticaron un cáncer contra el que viene luchando con valentía desde entonces. Comenzó en el riñón y él se hizo los tratamientos correspondientes para combatirlo.

 

"En el 2010, mi maravillosa mujer y el doctor me obligaron a hacerme un chequeo. Yo nunca en mi vida me había hecho un chequeo y me encontraron un tumor en el riñón. A los 12 días estaba internado sacándome el tumor. A los 8 meses me hice otro chequeo y no me dio absolutamente nada porque el tumor estaba encapsulado y estaba todo bien. Y, en un acto de soberbia mío y de no hacerle caso a mi mujer, de ir a un oncólogo, nunca me hice más nada. Esta quimio te cansa físicamente, pero no es tan fuerte ni hace que se te caiga el pelo. No tiene otras consecuencias”, declaraba Sánchez, años atrás, en el ciclo de América TV Incorrectas.

 

En los últimos años la enfermedad de base había hecho metástasis en el hígado, el páncreas en las dos glándulas suprarrenales, en una costilla y en la cadera. Entonces, nuevamente, Sánchez se sometió a nuevos tratamientos y logró salir adelante hasta este martes.

 

Carlos Alberto Sánchez nació el 19 de julio de 1952 en Bahía Blanca, al sur de la provincia de Buenos Aires, donde tiene un hermano gemelo. Comenzó su carrera artística como cantante desde muy chico, ya en la escuela primaria.

Participó debutando como cantante en un Festival Provincial y ganó, después de unos años fue a Perú representando a la Argentina al Festival de Trujillo, y también ganó.

Ya casado y con hijos lo llevaron engañado a un Pub en San Telmo, y apareció en el escenario con una guitarra prestada, así comenzó su carrera en Buenos Aires.

Con Juan Alberto Badía compartió temporada en Pinamar, San Martin de los Andes. Juan Alberto Mateyko lo llevó a la radio y a la televisión. Con gran talento para la comedia, de a poco se fue inclinando hacia el humor.

En televisión incursionó en programas como Moria Banana conducido por Moria Casán, Videomatch con Marcelo Tinelli, Cantando por un sueño conducido por José María Listorti y Hola Susana con Susana Giménez.2​ En el año 1999, el productor Luis Cella, lo convoca para El humor de Café Fashion conducido por Fernando Siro, Beatriz Salomón y Ginette Reynal, compartió pantalla junto con grandes humoristas de su linaje como Norman Erlich, Esteban Mellino, Sapo Cativa, Beto César, El Chango Juárez, Chichilo Viale, entre otros.3

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias