Estuvo más de 6 horas detenido

La Justicia investiga la muerte de un joven de 19 años en una comisaría

Rodrigo Curaqueo fue aprehendido por la mañana del miércoles y a la noche le informaron a la madre que había fallecido en la celda de la Comisaria Quinta de Caleta Olivia, cuando debían liberarlo por la tarde. Hubo protestas de amigos e hirieron de un piedrazo en la cabeza a un policía. Aguardan el hisopado para hacer la autopsia.

Por La Opinión Austral


Andrea Muñoz llamó el miércoles por la mañana a la Comisaría para que lo ayuden con su hijo porque se había puesto violento. "Estaba en un acto de rebeldía, rompió los vidrios de mi casa y por eso lo agarraron", contó la madre, quien habría sido atacada junto a su esposo por el hijo de ambos, Rodrigo Curaqueo, de 19 años.

 

 

Los efectivos de la Comisaría Quinta llegaron a la vivienda y se lo llevaron aprehendido. Alrededor de las 15 horas debía quedar en libertad, sin embargo, fuentes extraoficiales aseguraron que a las 16 horas lo hallaron en su celda colgado de su cuello utilizando como cuerda su propia campera atada a un barrote.

 

 

 

"Yo llamé a la policía pero no era para que lo maten", lloraba consternada este jueves a la mañana en la puerta del Juzgado, Andrea, la madre. "No está confirmado que él haya decidido quitarse la vida, no me dejaron entrar ayer en la comisaría, me mandaron al hospital y mi hijo no estaba ahí. No quiero que mi hijo sea un Gerez más", expresó y relacionó el caso de su hijo al de Gustavo Gerez, el taxista de 28 años que apareció muerto y golpeado en la comisaría Primera en septiembre del 2016.

 

 

Los padres de Rodrigo Curaqueo se enteraron de que su hijo había muerto recién a la noche. Por eso, cuando la noticia se corrió por el barrio los amigos fueron a la comisaria a protestar. Tiraron piedras, rompieron vidrios y golpearon en la cabeza a un efectivo policial al que debieron cocerle el cuero cabelludo con 4 puntos.

 

 

En la mañana del jueves la madre fue al juzgado a reclamar que le dejen ver el cuerpo de su hijo para saber en que condiciones está. Asegura que cuando se lo llevaron de la casa no tenía ningún golpe.

 

 

El Juzgado de Instrucción N° 1 de Caleta Olivia a cargo de Marcos Pérez Soruco comenzó la investigación de oficio y resolvió apartar a la Policía "teniendo en cuenta que los hechos se desarrollaron dentro de una dependencia policial y a fines de garantizar la imparcialidad y objetividad en la investigación".

 

 

El cuerpo está en la morgue y le realizaron un hisopado para determinar si tiene COVID-19. De dar negativo el realizarán la autopsia en Puerto Deseado

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias