"NOS ROBARON"

Al menos doce familias estafadas con el sueño de la casa propia

Acuden a La Opinión Austral para advertir a la sociedad y evitar que caigan en la trampa montada por la empresa “La Torre, Maderera y Cabañas”. Se unieron a través de las redes y ahora harán denuncia colectiva por estafa y que se capture al responsable.

Por La Opinión Austral


Jorge Barrionuevo (41), es un vecino oriundo de Santiago del Estero, que hace más de 20 años se radicó en Río Gallegos. Amolador de profesión, con el tiempo formó su familia, conformada por Yanina (39) y tres hijos: Maximiliano (16); Lautaro (12) y Benjamín (7).

Como aquellos que pertenecen a la clase trabajadora, día a día se esforzaron para hacer realidad el sueño de la casa propia. El objetivo era dejar atrás el monoambiente en el que comparten sus días, cedido por el papá de Yanina.

“Desde que llegué a Río Gallegos me dediqué a trabajar para ahorrar”, contó a La Opinión Austral. Los argentinos sabemos del sacrificio que enfrenta un trabajador que decide ir en búsqueda de su techo propio. Sólo basta con observar que el Estado es el promotor para llegar a la vivienda unifamiliar. Un claro ejemplo, son las líneas de créditos del Procrear.

Emprender el camino

Con la ilusión a cuestas, Jorge decidió junto a su esposa e hijos, firmar un contrato con la empresa “La Torre, Maderera y Cabañas” propiedad del señor Darío Torralvo Cenci, con sede en calle Catrihuala, esquina Paseo de los Arrieros.

A inicios de 2019 el sueño comenzaba a tomar forma. Contrato por medio, comenzó a edificarse una prefabricada de 48 metros 2 con cocina-comedor; comedor; tres habitaciones y un baño.

Mayor empuje tomó el proyecto cuando “le entregué $ 250.000 y seis cuotas de $ 13.650”, recuerda Jorge. La cifra inicial fue en “concepto de inicio de obra, eran ahorros de mis años de trabajo. Se los di porque no quise tener la plata en mano”, aseguró.

El maestro mayor de obra levantó los primeros cimientos en un terreno ubicado en el B° Ayres Argentinos, Río Gallegos. “Las labores iniciaron en marzo y se extendieron hasta fines de abril. El avance de obra habrá registrado en ese momento un 10%, pero pasados los meses Torralvo Cenci desapareció”.

Piden al CPE que investigue al estafador. Tiene horas cátedras en Educación Técnica.

Los intentos de la familia Barrionuevo para encontrarlo se multiplicaron y lamentablemente las sospechas que anidaba el jefe de familia en su interior, cada vez eran más latentes. “Lo llamaba por teléfono y no respondía, iba a buscarlo a su domicilio y estaba de viaje en el interior atendiendo sus asuntos”, señala a La Opinión Austral.

Sin perder las esperanzas de revertir lo sucedido, Jorge se encontró cara a cara en enero de este año con Darío Torralvo Cenci. “Le solicité romper el contrato y que devuelva el dinero o en su defecto los materiales. Nada de lo que había ejecutado servía, la estructura de madera que levantó la tiró el viento”, recuerda con una gran desesperanza.

Sin lograr respuesta favorable, avanzó en una denuncia en la Seccional Segunda y el oficio fue elevado al Juzgado N° 2, a cargo de Valeria López Lestón. “Espero que se levante la feria judicial provocada por el coronavirus, el estafador no puede seguir libre”, disparó.

Puerto Deseado

Daniel Vidal, un municipal con 32 años de antigüedad de la ciudad portuaria es otro de los damnificados que brindó su testimonio a La Opinión Austral.

“Mi historia es como la de mucha gente en Río Gallegos y otras localidades de Santa Cruz que fue engañada por Torralvo Cenci”; “compré materiales por más de $ 360 mil, se los entregué hace más de tres años y jamás cumplió el contrato. Se ha escondido detrás de sus problemas”, precisó.

Vidal aspiraba a edificar una vivienda de 60 m2, pero “no puso un solo tornillo, lamentablemente terminó con el sueño de mucha gente”, graficó.

Los engaños se realizaron en Perito Moreno, Gobernador Gregores y El Calafate.

“La Torre, Maderera y Cabañas” sigue vigente, asegura el municipal. “Lo intimé con dos cartas documento y rebotaron porque en el domicilio legal nadie responde, al parecer se fueron. Sucede que su mal accionar se extendió por toda la provincia”.

Ratificó que acudieron a La Opinión Austral para encontrar otras “familias que fueron engañadas, hay denuncias individuales, pero queremos ejecutar una denuncia colectiva y pedir la captura del estafador, ha engañado hasta personas con hijos que padecen capacidades diferentes”. “Estamos decididos a que Torralvo Cenci deje de estafar a la gente”, concluyó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias