INFORME DE CEPA

La coparticipación para Santa Cruz creció un 18 por ciento en octubre

La recaudación nacional anotó una suba del 43,9 por ciento neto. Al deflactar la inflación de octubre, las provincias registraron subas "reales" en sus transferencias directas. Es el segundo mes consecutivo que esto pasa.

Por Sebastián Premici


La recaudación tributaria creció en octubre un 43,9% en comparación con el mismo mes del año anterior. Al deflactar la inflación, la AFIP registró un ingreso positivo de recursos superior a los 5 puntos porcentuales por segundo mes consecutivo. Esta situación trajo aparejado un incremento real de la coparticipación, que para el caso de Santa Cruz fue del 18%, uno de los más altos del país.

 

“La mejora en la recaudación de octubre respondió tanto a la paulatina recuperación de la actividad económica como a la desaceleración del nivel general de precios, resultado que contribuye a la normalización financiera del Sector Público Nacional”, sostuvo un reciente informe del Ministerio de Economía de la Nación.

 

Lo que motivó el incremento de la recaudación, por segundo mes consecutivo, fueron los tributos vinculados a la DGI, con una suba promedio del 61 por ciento. Este impulso fue motorizado por Bienes Personales (+592% interanual), Ganancias (76%) e Internos Coparticipados (46%).

 

En cuanto al Impuesto al Valor Agregado, su crecimiento interanual todavía está por debajo de los niveles de inflación (26,4%). Si bien presentó mejoras en los últimos meses, todavía es indicativo del freno general de la actividad económica.

 

Santa Cruz estuvo por arriba de la media en las transferencias coparticipables

 

En relación al impuesto PAIS, que se cobra en las operaciones de compra de dólares para ahorro, hubo una notable baja debido a las mayores restricciones impuestas desde el Banco Central para frenar la sangría de reservas. En septiembre se habían recaudado por este concepto $ 20.800 millones, mientras que para octubre fueron solamente $ 8.500 millones, una caída del 60%.

 

En cuanto a los impuestos asociados a seguridad social, con una suba promedio interanual del 32,4 por ciento, pudo observarse cierta divergencia entre los Aportes Personales (51,3 por ciento de suba) y las Contribuciones Patronales, que crecieron a menos de la mitad (22,9 por ciento).

 

Para el Ministerio de Economía, esta situación se explicó por el “impacto de la reducción del 95% de las alícuotas de las contribuciones patronales para las actividades del sector salud y las afectadas en forma crítica por la pandemia, fenómeno que refleja el esfuerzo fiscal que continúa realizando el Estado Nacional”.

 

 El Impuesto al Valor Agregado es el único que aún no muestra un recupero por encima de la inflación.
El Impuesto al Valor Agregado es el único que aún no muestra un recupero por encima de la inflación.

Es decir, por los alcances vinculados al Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción, que además de cubrir parte de los salarios del sector privado, otorgó beneficios fiscales a las empresas.

 

En cuanto a los derechos de exportación, con una suba interanual de 1,8 por ciento, existen dos circunstancias que describen su bajo aporte a la recaudación de octubre. Por un lado, el adelantamiento de ventas que hubo el año pasado por parte de las exportadoras de granos, que ante la previsible derrota de la alianza Cambiemos y el cambio en el régimen de retenciones (que ya se anunciaba), adelantaron ventas.

 

Parte del complejo escenario por la tensión cambiaria tiene que ver con el bajo nivel de liquidación de divisas de este sector, explicado por ese adelantamiento y otro tanto por la retención de granos en manos de grandes productores (14 millones de toneladas, aproximadamente), a la espera, probablemente, de una devaluación.

 

Toda la región patagónica mostró una suba real en la coparticipación nacional

 

Los derechos de exportación también se vieron afectados por la baja de las alícuotas para las prestaciones de servicios, hidrocarburos, minería, determinados bienes e insumos industriales, el complejo sojero y el sector automotriz.

 

“La sostenida recuperación de la recaudación nacional es una condición necesaria para la estabilización macroeconómica de la Argentina. Asimismo, la dinámica de la recaudación nacional observada en los dos últimos meses denota señales positivas asociadas a la incipiente reactivación económica tras la irrupción del COVID-19”, puede leerse en el informe de Economía.

Coparticipación

La pandemia golpeó fuertemente la recaudación de marzo (-11,4%), abril (-17,9) y mayo (-25,8%). En junio y julio ocurrió una desaceleración de la caída, mientras que entre agosto y octubre se anotaron fuertes subas.

 

Esto impactó de lleno en los niveles de coparticipación recibidos por las provincias. Las transferencias crecieron, en promedio, un 1,7 por ciento en agosto, seguido por un 4,2 por ciento en septiembre y un 14,2 por ciento en octubre.

 

La situación de Santa Cruz estuvo por arriba de la media. Las transferencias por coparticipación crecieron en octubre un 18 por ciento, según un detallado del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). En septiembre, el incremento real fue del 6,4 por ciento.

 

La jurisdicción que tuvo un mayor incremento real en las transferencias fue Río Negro (19,3 por ciento). Por su parte, Neuquén también registró una suba real del 18 por ciento, Chubut otra del 17,8 por ciento y Tierra del Fuego, de un 16,9 por ciento

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias