EXCLUSIVO DE LA OPINIÓN AUSTRAL

Los detalles del procesamiento de los asesinos de Fabián Gutiérrez

Las declaraciones de los imputados donde se acusan entre ellos. Los momentos en que limpiaban la escena del crimen. La hipótesis del robo que salió mal y los fundamentos que encontró el juez para mantenerlos tras las rejas.

Por La Opinión Austral


El asesinato de Fabián Gutiérrez impactó a la ciudad de El Calafate, primero por la identidad de la víctima y luego por la edad de los imputados, que pertenecen a familias conocidas de la ciudad de los hielos eternos.

Desde la desaparición de Gutiérrez, la detención de los acusados, las indagatorias y el procesamiento dictado por el juez Carlos Narvarte, se ha hablado mucho y surgieron muchas hipótesis en el marco del cruento homicidio del empresario.

La Opinión Austral tuvo acceso exclusivo a una copia del procesamiento resuelto por Narvarte y se pudieron conocer detalles que hasta el momento no habían salido a la luz. Desde las versiones de Pedro Monzón, Facundo Gómez y Facundo Zaeta, ahora detenidos por el crimen, hasta los fundamentos que encontró la Justicia para procesarlos.

 

 La tapa de LOA del 4 de julio reflejó el caso.
La tapa de LOA del 4 de julio reflejó el caso.

Los amigos de Fabián Gutiérrez dijeron que “le gustaban los jovencitos”. Uno de ellos declaró ante el juez de la causa y dijo que tiempo atrás el empresario le había mostrado las conversaciones que mantenía con Facundo Zaeta y, según reza en el expediente al que tuvo acceso LOA, había imágenes que “eran de alto contenido sexual”.

La idea de Fabián Gutiérrez era encerrarse desde el jueves hasta el domingo con Facundo Zaeta, pero el plan del joven junto a sus amigos era completamente diferente. Él le vendaría los ojos con las vendas tipo deportivas y avisaría a Facundo Gómez y a Pedro Monzón sobre el estado de indefensión del empresario.

 

 Pedro Monzón: “Yo no maté, yo no agredí ni ayudé a nadie a hacerlo, tengo que estar libre”.
Pedro Monzón: “Yo no maté, yo no agredí ni ayudé a nadie a hacerlo, tengo que estar libre”.

Pedro Monzón fue el primero en quebrarse y según indica el procesamiento, que tiene más de 90 fojas, “no conocía a Facundo Zaeta, sé que era amigo de Facundo Gómez, que es el primo de mi novia y que es mi empleador”.

“Durante la cuarentena hicimos changas lavando autos con Gómez y el jueves 2 de julio, tipo siete de la tarde, Gómez me dijo que teníamos que ir a un lugar”. Ese lugar era la casa de Gutiérrez. Zaeta los estaría esperando ya con guantes puestos y un cuchillo en la mano.

Por su lado, Facundo Gómez dijo que quién ideó todo fue Zaeta y que sería él quien seduciría al empresario para robar el dinero que tenía en su morada. “Tiene millones en su casa”, reza en la declaración que supuestamente su amigo le habría dicho para animarlo a cometer el robo.

Según dijo Monzón, cuando llegó a la casa de Gutiérrez “había sangre, muchísima sangre, el cuerpo de Gutiérrez estaba boca arriba en el baño, ya estaba muerto. Entré en pánico, en estado de shock, Gómez también estaba así. Zaeta estaba sacado y nos amenazaba, hicimos todo bajo presión”, indicó el más joven de los detenidos, que además es judoca de alto rendimiento.

 

 Facundo Zaeta: “Vos ya estás conmigo, si caigo en esta vos también caes conmigo”.
Facundo Zaeta: “Vos ya estás conmigo, si caigo en esta vos también caes conmigo”.

De acuerdo a lo que muestran las cámaras de seguridad, los tres jóvenes salen en la camioneta con el cuerpo de Gutiérrez. Hacen unas cuadras, Gómez se baja y se sube a su Volkswagen Gol Trend. “Sos un c...”, le gritó Zaeta a su amigo cuando se iba.

Sólo Facundo Zaeta y Monzón fueron quienes se encargaron de dejar el cuerpo en la casa de Aeropuerto Viejo y volver a la escena del crimen para limpiar todo, previo paso por su casa para buscar elementos de limpieza. Zaeta le ordenó a su secuaz que le mandara un mensaje a su novia para que no se preocupara. “Vos ya estás conmigo, si caigo en esta vos también caes conmigo”, lo amenazó.

El resto ya es conocido, todos se fueron a dormir cerca de las cuatro de la mañana y el día después la Policía los detendría. Monzón dijo que le costó poder conciliar el sueño esa madrugada, “me quedé mirando el techo y al otro día falté a trabajar en el lavadero”. Por su lado, Gómez dijo que antes del crimen había fumado marihuana y que cuando llegó a su casa, volvió a fumar.

 

 Facundo Gómez: 'No te voy a dejar tirado, menos en esta, hay que incriminar a uno solo”.
Facundo Gómez: 'No te voy a dejar tirado, menos en esta, hay que incriminar a uno solo”.

Tanto Monzón como Gómez aceptaron ser repreguntados por Narvarte y por la fiscal de El Calafate, Natalia Mercado. Por otro lado, Zaeta sólo presentó un escrito ante la Justicia.

Monzón y Gómez fueron alojados en la Seccional Primera y hace unos días, el primero recibió un papelito de su amigo. El mismo decía: “No te voy a dejar tirado, menos en esta, hay que incriminar a uno solo”, para hacer una coartada entre los dos y acusar a Zaeta. Lo que dice ese papel también está en el expediente, ya que Monzón decidió entregarlo al juez de la causa.

Hay contradicciones entre las declaraciones de los imputados. Incluso Monzón en sus dos ampliaciones de indagatoria se ubica en diferentes puntos de la casa de Gutiérrez cuando se cometía el crimen. Asimismo, entre Zaeta y Gómez se acusan mutuamente de terminar con la vida del empresario y por esto último, posiblemente habrá un careo en los próximos días.

De igual manera, para el juez la causa ya está resuelta en un noventa por ciento, tal como lo expresó en una conferencia posterior al procesamiento. Aunque la querella investiga si hubo un cuarto involucrado.

Fuentes judiciales consultadas indicaron que hay una línea investigativa paralela que daría cuenta de alguien que fue el nexo preexistente entre Gómez y Fabián Gutiérrez.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias