CENTENARIO BOXING CLUB

Mariano Matus: el goleador de la eternidad

El delantero marcó 191 tantos oficiales con la camiseta de Boxing Club. Es el máximo artillero de la historia del club. Un repaso de su vida y carrera a 10 días de que el Albiverde cumpla 100 años.

Por Luciano Padín


En 2001, la Quinta división de Boxing Club viajó a 28 de Noviembre para jugar contra La Academia de dicha localidad.

Un joven delantero de ese equipo le marcó siete goles a Boxing en los dos amistosos que disputaron.

Daniel Toledo, entrenador de la Quinta división de Boxing, quedó sorprendido.

- Si por esas cosas de la vida no llegás, venite a jugar con nosotros- le dijo Toledo a Mariano Matus.

Matus es el máximo goleador de la historia de Boxing Club con 191 goles oficiales. Pero esta historia tiene que esperar un poco.

El delantero nació en Río Turbio, pero a los cuatro años se fue a vivir, junto a su familia, a 28 de Noviembre.

Javier Elions, cazatalentos, lo llevó a Buenos Aires a probar suerte a los 15 años.

Matus quedó en Independiente de Avellaneda y jugó durante unos meses en 2002. Vivía en la pensión de Villa Dominico, en zona sur de la provincia de Buenos Aires.

Era representado por Carlos “Puma” Morete -ex jugador de River Plate en la década del 70 y de Boca Juniors en 1981-.

El arreglo fue que Matus se quedaría durante un año. Pero hubo un cambio de dirigencia y la cuestión se complicó.

Matus es el máximo goleador de la historia de Boxing Club con 191 goles oficiales

Morete, cansado de la situación, lo llevó a Racing Club de Avellaneda. Mientras jugaba, estaba viviendo en el Hotel Internacional, ubicado en Capital Federal.

Sin embargo, Matus no se adaptó a la vida lejos de su familia y de sus seres queridos.

“Estuve sólo unos meses. No aguanté. No tenía a nadie y estaba en la pensión”, admitió Mariano Matus a La Opinión Austral.

Regresó a Santa Cruz luego de su experiencia por Buenos Aires.

No aguanté en Buenos Aires. No tenía a nadie y estaba en la pensión

Compartir

Se fue, solo, a vivir a Río Gallegos para jugar en la Primera, dirigida por Daniel Giacomoli en ese entonces, de Boxing Club.

“Tenía un tío político y me quedé un año en su casa. Después Boxing me dio alojamiento y comida”, contó Matus.

Matus se convirtió rápidamente en el referente de área de la institución. Ágil, de gran riqueza técnica y muy eficaz.

Sus goles, de todos los colores, empezaron a darle alegrías al club albiverde de Río Gallegos.

“Con Juan Carlos Gargaglione, ex entrenador del club, fuimos tricampeones”, recordó.

Muy agradecido siempre con los técnicos, dirigentes y con la gente

Compartir

Matus dijo que al equipo que más le convirtió fue a Defensores del Carmen, por la competitividad con el arquero, Maximiliano Gómez.

“Era un arquerazo y me sacaba pelotas de todos lados. Tenía un afán de hacerle goles como fuera. Tenemos una super amistad. Él después fue arquero de Boxing también”, explicó.

Boxing y Defensores del Carmen, a finales de 2013, jugaron un encuentro decisivo para ver quién accedía al Federal C de 2014.

Fue un partido trabado e intenso. Ambos se jugaban todo. Pero Matus apareció y convirtió dos goles para que Boxing clasificara al Federal C.

Mariano Matus no iba a disputar el torneo. Tenía que operarse de un riñón e iba a estar afuera de las canchas por varios meses.

Boxing hizo la pretemporada durante el verano de 2014 en la planta estable de Lago Roca, sin una de sus piezas más incisivas: Matus.

Carlos Padín, entrenador del club, me dijo que no podía quedar afuera. No hice la pretemporada y lo jugué empastillado”, explicó.

Los primeros partidos fue suplente, pero en el transcurso del torneo se fue ganando un lugar entre los once titulares.

Boxing terminó primero en la zona 2. Segundo quedó Lago Argentino y Defensores del Carmen -que finalmente fue invitado al certamen- terminó último.

Antes de jugar la final le pasaron un dato alentador: si hacía un gol, pasaba a Eduardo Anion, máximo goleador del club

Matus fue clave en los cuartos de final y en las semifinales. Pero el gol que más recuerda fue en la final ante Banfield de Puerto Deseado.

Antes de jugar la final de vuelta en la cancha “Emilio Pichón Guatti”, le pasaron un dato alentador: si hacía un gol, pasaba a Eduardo Anion -máximo goleador del club en ese momento, con 146 goles- y se convertiría en el máximo artillero de la institución.

Boxing había perdido en la final de ida por 2 a 0, en Puerto Deseado. Pero no iba a dejar pasar la oportunidad, a pesar de la adversidad.

El Albiverde se impuso por 4 a 0 y Matus marcó el segundo, de cabeza, luego de un tiro de esquina.

Padín me dijo que no podía quedar afuera del Federal C. No lo iba a jugar

Compartir

Ese domingo histórico del ascenso al Federal B, que quedará en la memoria de todos los futboleros de Río Gallegos, Matus se convirtió en el máximo goleador de Boxing.

Matus fue padre hace 2 años y decidió ir a jugar a Deportivo Cristal, en la Liga de los Barrios. “Siempre dije que cuando tuviera hijos, me iba a dedicar exclusivamente a mi familia”, confesó. Pero su amor por Boxing perdura. Allí jugó once años y ganó diez títulos.

“Boxing me marcó mucho. Me hice un hombre en el club porque llegué de adolescente. Muchos recuerdos lindos y conocí grandes personas. Muchos me dieron una mano. Si me pongo a nombrar, no termino más. Muy agradecido siempre con los técnicos, dirigentes y con la gente”, concluyó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias