CLUB ANDINO RÍO TURBIO

“Mema” y Sol prepararon a más de 60 nuevos esquiadores de 3 a 16 años

Culminaron las dos semanas de escuela de esquí y snow que organizó el club Andino, tratando de darle continuidad a la instrucción y sembrando el sentido de pertenencia en pequeños y adolescentes que tuvieron todo el espacio para ellos.

Por La Opinión Austral


Carmen “Mema” Morrazo se mostró más que satisfecha con el resultado. Transmitir sus conocimientos le causa motivación. “Me llamaron del club Andino y como me encontraba en la localidad, acepté con gusto”, dijo a La Opinión Austral. “Soy de Río Turbio y ahora circunstancialmente me encuentro en este lugar, porque no vivo acá”.

Entorno

Aseguró que se trata de un deporte individual que, cuando uno lo hace grupal, se vive diferente. “Uno se amiga con el clima, la montaña y el deporte. Termina siendo un buen proyecto de vida”.

Por amor al club, aceptó ponerse al frente de la escuelita dirigida a niños de entre 3 a 16 años: “Trabajamos dos semanas con 4 clases para cada uno de los grupos”.

En este punto, cabe destacar que en total se anotaron 68 chicos, todos de la localidad, porque el turismo interno aún no está vigente: “La mayoría eran pequeños que se iniciaban, que por primera vez vivían esta experiencia de acercarse al club, al esquí. Organizamos 11 grupos de esquí y 4 de snowboard”. Las clases ya terminaron y sólo resta esperar el momento adecuado y permitido para efectuar el cierre.

Comentó que es el segundo año que se realiza esta experiencia: “Los números en esta oportunidad fueron mayores, porque el año pasado eran alrededor de 50, la gente a poyó mucho. Hay mucha nieve y eso nos permite practicar todas las actividades que se pueden hacer en el club, y eso es maravilloso. Ver familias competas fue más beneficioso aún”.

Por la cantidad de interesados en aprender o afianzar conocimientos, convocó a Sol Eseyza: “Ella me ayudó con todo lo que tiene que ver con seguridad en el esquí para los chicos, fue muy divertido y ellos mismos eligieron los nombres de los grupos”.

Sol

“Mema me comentó que estaba por abrir la escuelita y si quería acompañarla como asistente, porque fueron muchos los niños que se anotaron”, sostuvo Sol Eseyza. “Acepté con mucho entusiasmo porque ella tiene sus capacitaciones en otras provincias, yo nunca tuve esa posibilidad, pero esquío desde los 4 años. Es un deporte que me acompaña en toda mi vida en época de invierno”.

Señaló que lo disfrutó en forma particular porque: “Estoy por recibirme de profesora de psicología y sirve poner en práctica las cuestiones que uno va a prendiendo en el Profesorado de Pedagogía”.

Dijo que no tuvieron inconvenientes a utilizar los medios de elevación como la poma, que es donde se encuentra la pista de principiantes, y una vez que estuvieron un poco más avanzados, usaron el tibar: “Verlos culminar esas semanas usando el tibar fue un orgullo y felicidad enorme, porque vos les diste sus primeras enseñanzas. Es gratificante verlos avanzar y superar sus miedos. Disfrutar la posibilidad de contar con el club que tenemos. En fin, inolvidable y motivador”, concluyó.

Tibar: pista que llega hasta un circuito homologado por la Federación Internacional y donde funciona el parque de nieve de la base, con su pista de principiantes.

Poma: es un sistema de transporte pendiente arriba, que consta de un palo que colgado de un cable carril que termina en una suerte de disco.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias