Santa Cruz Produce

"Pocas veces en la historia Argentina ha tenido tantas opciones de negocios"

Por La Opinión Austral


En un mano a mano con Santa Cruz Produce, el subsecretario de Ganadería de la Nación, Rodrigo Troncoso, abordó distintas temáticas de la producción ovina y bovina. El trabajo realizado y lo que queda, seguir conquistando el mundo y, en el caso ovino, desarrollando el mercado local.


  • Por Juan I. Martínez Dodda


Ingeniero en Producción Agropecuaria egresado en 1998, con un magister en Gestión de Empresas Agropecuarias, Rodrigo Troncoso ha desarrollado su carrera en el ámbito privado (mayormente como gerente de la Cámara Argentina de Feedlot) y la gestión pública (desde 2015) como un facilitador para la concreción de negocios. A lo largo de su gestión como subsecretario de Ganadería de la Nación ha buscado ser nexo entre el ámbito público y los privados, tanto con estrategias productivas como comerciales.


</figure>


En

diálogo con Santa Cruz Produce Troncoso hizo foco en el panorama para la

producción y comercialización de carnes y lana. "Pocas veces en la historia,

Argentina ha tenido tantas opciones de negocios como las hay ahora, por eso,

las perspectivas son excelentes", destacó como visión general haciendo hincapié

en la apertura de mercados. Y agregó: "la apertura del mercado es una parte del

trabajo, en muchos casos ahora, queda todo lo que hay que hacer fronteras

afuera para lograr acuerdos comerciales entre privados".


Al

poner la lupa sobre el negocio ovino, destacó que "la Patagonia ha tenido

buenos años a partir de mejores precios para la lana que permitieron a los

productores pensar la actividad desde otro lugar". "Estamos trabajando en

buenas prácticas de producción y esquila, porque esto tiene fuerte impacto para

seguir mejorando la calidad de la lana argentina que es valorada en el mundo",

remarcó.


Desafío carne ovina


Troncoso

destacó el trabajo que vienen haciendo con la carne ovina desde 2018, "con

algunas acciones concretas, sin presupuesto", y más firmes en 2019, un negocio

que tiene dos partes perfectamente complementarias: el mercado interno y la

exportación.


Hoy

la producción de carne vacuna representa el 50% de la oferta, 37% es de pollo,

12% cerdo y 1% ovina. Comparando 2015 con 2019, la oferta de carne al

mercado interno se mantuvo rondando los 5 millones de toneladas, pero cambió la

complisición de la tajada (hoy 2,3 millones de carne vacuna; 1,9 millones de pollo;

650.000 toneladas de cerdo, y 57.000 toneladas de ovino). Los argentinos

consumimos 112 kilos de proteínas cárnicas por año de los cuales sólo 1,2 kilos

es de carne ovina (Uruguay tiene 4 o 5 kg/hab/año muy por debajo de los 15

kilos de cerdo, los 45-47 de pollo y 50 de carne vacuna.


"El objetivo es que no sea sólo un consumo esporádico

para las fiestas con una pata o un cordero entero, sino que se pueda empezar a

consumir trozado, en milanesas, hamburguesas o empanadas", graficó Troncoso. Ya

hay casos en la provincia de Santa Fe de empresas que hacen tienen la carne

ovina incluida en servicios de catering.


Para eso, están trabajando en la difusión de la marca

"Cordero Argentino" en ferias de alimentación (Caminos y Sabores o el

Campeonato Federal del Asado que se hará en septiembre en Buenos Aires) pero

también hay un trabajo por hacer entre frigoríficos y productores. "Para que los

productores oferten mercadería todo el año tiene que haber negocio todo el año,

por eso imaginamos un futuro con contratos entre ambas partes, los doce meses,

las condiciones están dadas, es tiempo de trabajo entre privados", dijo

Troncoso.


El subsecretario de Ganadería destacó la apertura y

primer envío de carne ovina a Japón hecho por el frigorífico santacruceño

Faimali. "Es un mercado de alto valor muy icónico al que se exportaron

carcasas, hay que seguir trabajando para exportar cortes", dijo. Para Troncoso

el camino es una integración entre el mercado interno y la exportación.


Panorama bovino


Al

referirse a la carne bovina, Troncoso destacó la amplia gama de mercados

abiertos que van desde Israel y Estados Unidos a China o Rusia. "Es verdad que

el 75% de la carne va a China, pero es porque hay buena rentabilidad, no es

porque no haya otras opciones", dijo.


Respecto

del futuro, Troncoso apuntó que "la carne argentina patagónica es reconocida a

nivel mundial, no tanto por ser libre de aftosa sin vacunación, que es un tema

más técnico, sino por su calidad, por los animales en pastoreo, porque se

valora el contexto productivo".


Como apostilla final, Troncoso destacó el trabajo

que se hizo de manera interdisciplinaria, entre distintas Secretarías de Gobierno,

organismos como el INTI y el INTA, y privados para lograr un Plan Nacional de

Manejo de Guanacos. "Es un excelente ejemplo de cómo se puede trabajar detrás

de un objetivo concreto, hoy la pelota está en el terreno de los privados, para

que empiecen a desarrollar negocios a partir de esta herramienta", cerró.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias