NUEVO ESPACIO DE CONTENCIÓN

“Red infancia robada”, un foro de asistencia a las víctimas de abuso

El grupo de apoyo a personas abusadas inició su trabajo hace poco más de un mes en Río Gallegos y está integrada por profesionales y vecinos que quieren garantizar los derechos de la niñez. Alfredo Jaramillo contó a La Opinión Austral que decidieron actuar ante las denuncias que se hicieron públicas.

Por La Opinión Austral


“Nuestra misión es promover, difundir, proteger y velar por el pleno ejercicio de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes”, contó Alfredo Jaramillo, técnico en Acompañamiento Terapéutico recibido de la UNPA, en diálogo con La Opinión Austral.

 

Es una de las 15 personas que en Río Gallegos trabajan en la “Red de la Infancia Robada”, un foro social, coordinado por la monja Martha Pelloni, que cuenta con más de 30 centros en el país para prevenir la violencia que sufren los niños, niñas y adolescentes.

 

Las estadísticas son alarmantes. El 75% de las víctimas fue atacado por un familiar o un allegado. De ese universo, el 40% de los casos es el padre y el 16% las sospechas recaen en los padrastros. Además, en el 47% de las denuncias, las víctimas tienen entre 12 y 6 años.

 

Santa Cruz no es la excepción a la problemática. De hecho, este miércoles marcharán siete familias en la ciudad capital bajo la consigna “prohibido rendirse”, una convocatoria de madres de menores de abuso exigiendo que los agresores enfrenten los procesos judiciales detenidos.

Inicio

Alfredo Jaramillo contó a La Opinión Austral que con la idea de cambiar esta dolorosa realidad “decidimos brindar ayuda, nos preocuparon las denuncias públicas que surgieron”. Puso el acento en que la pandemia puede agravar la problemática, ya que “quedarse en casa no es lo mismo, para algunos niños y niñas significa convivir con el maltratador o abusador”, analizó.

 

En este escenario, acudió a la “Red de la Infancia Robada” y en lo “inmediato nos invitaron a trabajar”. El foro tiene presencia en todo el país y la región más austral en la que desembarcó era Chubut, así fue que “Pelloni mostró su interés en expandir el compromiso con la infancia en este lugar”, dijo Jaramillo.

 

Entonces convocó a amigos, vecinos y profesionales como psicólogos, abogados, acompañantes terapéuticos y trabajadores sociales, desplegando sus primeras labores en Río Gallegos con la idea de extender su labor a toda la provincia.

Trabajo

Jaramillo señaló a La Opinión Austral que a pesar del campo de acción propuesto desde el foro, aquí se encuentran enfocados “específicamente a la prevención del abuso sexual infantil y las diferentes formas de violencia que se manifiestan en la pareja, la familia, la escuela, la calle, entre otros espacios sociales”.

 

Para contactarse con la “Red de Infancia Robada”, llamar al 02966-15546268

 

“Creamos un espacio de escucha, comprensión y acompañamiento para los que sufrieron maltratos, así como para las mujeres. Si bien la principal preocupación es la niñez, no somos indiferentes a otros grupos poblacionales vulnerables”, describió.

 

En el corto camino vivenciado, conocen a la perfección que la defensa de los menores se realiza mediante una construcción social. Así es que pretenden “sumarnos al trabajo que ya se realiza en la comunidad”, destacando a la ONG Paycan y a los organismos estatales.

 

Desde la red aseguraron que su actuación parte desde la sociedad. “No buscamos reemplazar al Estado” y valoró que Argentina cuenta con la Ley Nacional de Niñez (Nº 26.061), una normativa completa en favor de los niños”.

 

A pesar de las redes de contención estatal existentes, Jaramillo observó que “muchas víctimas apelaron a las redes sociales, detectamos un espacio para contener a las personas”, señaló.

De esta manera, la “Red de la Infancia Robada” se ha constituido como una alternativa válida para contener a las víctimas de abuso infantil

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias